Orfidal para dormir: ¿La mejor pastilla contra el insomnio?

Los problemas para conciliar el sueño pueden tener causas muy diversas, pero a la cabeza de todas ellas se sitúan el estrés, la ansiedad y la depresión. Varios estudios afirman que la afectividad y los problemas psicológicos se encuentran en la punta del iceberg como los principales desencadenantes de los trastornos para dormir. Nuestra mente y las emociones fuera de control pueden impedirnos disfrutar de un saludable descanso durante la noche, por lo que es importante que aprendamos a identificar cuál es la razón por la que nos cuesta tanto cerrar los ojos y alcanzar un sueño reparador y profundo.

Otras razones físicas, como los trastornos metabólicos, los problemas cardiovasculares, ginecológicos y respiratorios que causan insomnio pueden mejorar con tratamiento médico y farmacológico puntual. Rinitis, apnea obstructiva, alergias respiratorias, dolores menstruales, cambios hormonales, hipertensión y muchos otros son atendidos con medicamentos específicos. Pero cuando hablamos del impacto negativo de las emociones en ebullición, el estrés y la ansiedad en la calidad del sueño, las soluciones pueden ser complicadas de establecerse a primera vista.

Efectos del Orfidal

La Organización Mundial de la Salud refiere que el insomnio transitorio, ese que podemos sufrir temporalmente, afecta a 4 de cada 10 personas en cualquier país occidental. En contrapartida, la imposibilidad para alcanzar los ciclos completos de sueño, y que suelen mantener en vigilia constante a los que lo padecen (insomnio crónico), es sufrido por, al menos, un 8% a 10% de la población adulta.

Muchos factores pueden obrar en nuestra contra para desatar etapas de insomnio transitorias o crónicas. Si has perdido la posibilidad de dormir profundamente (y no por estar enamorado de alguien) ha llegado el momento de que consultes con un especialista sobre las maneras de conseguir dormir mejor. Aún con más motivo si ya has probado de todo y nada te ha servido para rendirte en los brazos de Morfeo durante horas, como es debido.

Si el insomnio es producto de la ansiedad, el médico podría recetarte fármacos específicos, como los ansiolíticos y tranquilizantes. Uno de los más comunes es Orfidal, pero solo es una de las muchas pastillas para dormir que existen actualmente en el mercado. También es muy popular la pastilla para dormir Aquilea, de la que puedes encontrar más información en el anterior enlace.

¿Qué es Orfidal?

Un medicamento que ayuda a controlar el nerviosismo y la ansiedad sin afectar drásticamente las actividades normales del paciente. Si quieres saber cuándo tomar y cuáles son los efectos y las contraindicaciones de Orfidal, sigue leyendo y entérate.

Cómo tomar Orfidal para dormir

Orfidal actúa a corto plazo sobre la tensión, la ansiedad asociada con la depresión y los trastornos del sueño. Por un lado, actúa rápidamente, pero por el otro puede causar adicción, ya que se trata de un psicofármaco. El tomarlo a diario, durante mucho tiempo, puede hacer que la persona necesite cada vez dosis más fuertes del medicamento.

Para conocer las dosis Orfidal para dormir, lo más recomendable es consultar con el médico sobre cuánto tomar, y durante cuánto tiempo, aunque la dosis normal es de medio Orfidal a un comprimido en adultos, entre dos y tres veces por día. Es decir, no debe pasar de 3 mg cada 24 horas. No hay que olvidar que se trata de un compuesto con propiedades sedantes, hipnóticas y de relajamiento muscular. Una dosis por encima de lo recomendado puede inducir un coma, aunque no amenazar la vida.

No hay problema de consumirlo por vía oral con las comidas o fuera de ellas. La ingestión del medicamento debe hacerse gradualmente, y hay que estar atento a sus efectos desde la primera toma. Por ejemplo, es frecuente que produzca adormecimiento y sueño constante, por lo que no deben conducirse coches o maquinarias mientras dure el tratamiento.

Si la persona comienza a mejorar, no es recomendable suspender la ingestión de Orfidal de forma brusca, ya que podría generar efectos no deseados. Lo ideal es utilizar el producto durante el tiempo más corto posible para evitar el riesgo de adicción.

Contraindicaciones y precauciones

Las personas alérgicas al lorazepam y al resto de las benzodiacepinas no deben consumir Orfidal. Está contraindicado si se padece de apnea del sueño, insuficiencia respiratoria severa o patologías del hígado.

Sobre su uso en niños, la comunidad médica internacional no lo recomienda para tratar la ansiedad en los menores de seis años.

Como todas las benzodiacepinas, deprimen el sistema nervioso central si se toma con alcohol. Si se ingieren bebidas de este tipo junto con Orfidal, la sedación puede ser arriesgada.

Puede provocar amnesia después de 3 horas de consumir la dosis, por lo que el paciente debería tomar el medicamento e irse a dormir para no sumar estrés, debido a estos episodios de olvido temporal.

¿Orfidal o Valium?

Son muy parecidos, aunque muchos prefieren Orfidal para dormir de manera profunda. En todo caso, no hay que automedicarse. Debes consultar con tu médico los pros y contras de este medicamento. También puedes probar opciones terapéuticas, cambios de hábitos en el sueño y en la alimentación, así como la meditación guiada, la relajación y la aromaterapia para combatir de forma natural el insomnio.